Novedades de otoño en Eterna Cadencia 29/05/2016 – Publicado en: Librerías

Fuente: Librería Eterna Cadencia

Seis libros recién llegados a la librería que esperan por sus lectores.

Empezamos las novedades celebrando que hay una editorial nueva: Marciana, de la que recomendamos su primer título. Así también El futuro de la nostalgia, “un tratado imponente sobre la palabra que viene de ‘nostos’, regreso al hogar, y ‘algia’, añoranza”, como escribe Lucía Méndez. Para los amantes de la novela gráfica, una obra de culto que circuló en secreto hasta conseguir una versión en papel. Para los que buscan ensayos, con Mujeres chinas de Julia Kristeva entró este de Mitchell, del que ayer publicamos el prólogo. Caja Negra, por su parte, engrosa su colección Sunesthesia con las conversaciones entre Harun Farocki y Kaja Silverman, y La pollera ediciones nos deja una antología política de la chilena Gabriela Mistral. 

El increíble señor Galgo

Diego Vargas Gaete

Marciana, 148 páginas

“¿Cómo se etiqueta una vida y qué hace que merezca ser narrada? Con materiales de lo más diversos, tejidos como un patchwork, Diego Vargas Gaete construye una historia con fragmentos y espacios vacíos para remarcarnos una cosa: hay vidas que de tan excepcionales necesitan un adjetivo. Es sabido: los adjetivos pueden empantanar una frase o volverse reveladores por sí solos. Y la literatura latinoamericana es tan propensa a pantanos y revelaciones que sus vidas narrativas siempre resultan maravillosas, breves o exageradas. O como el caso del Señor Galgo: Increíble. Esta novela, que fue publicada en Chile en el año 2014, es la segunda parte de una trilogía conformada por La extinción de los Coleópteros (Momofuku). Con una prosa que busca la tensión entre la sofisticación y la parodia, El increíble señor Galgo teje una red no para atrapar a su personaje, sino para verlo huir por sus agujeros. Así, la historia de este héroe no se conoce ni tampoco se deduce; se revela. Y la revelación surge: cartas encontradas en botellas, fragmentos de diarios muy cortos, análisis paródicos de academias ignotas; todos ellos puestos al servicio de la literatura para poder enlazar una historia vertiginosa y ofrecer un punto de unión entre dos temas de interés latinoamericano: el batacazo desconocido y la carrera irrefrenable por la soledad”. Fernando Krapp

Por la humanidad futura

Gabriela Mistral

La Pollera, 324 páginas

Desde los diferentes países donde residió a lo largo de su vida y en los que se compenetró con la cultura, las personas y los niños, Gabriela Mistral escribió cientos de artículos que abordan temas de contingencia política, social o del ámbito de la pedagogía.

Esta selección realizada por Diego del Pozo incluye textos inéditos y otros publicados en medios de comunicación que recorren, junto con la autora, cuatro décadas de América y Europa. Su prosa analiza y propone, juzga y rescata; en ella están presentes los problemas, los inocentes, los culpables, educadores, artistas, dictadores, gobernantes y los que verdaderamente están haciendo algo por la paz, la educación de los niños y la humanidad futura que a ella especialmente preocupó.

El futuro de la nostalgia

Svetlana Boym

Antonio Machado, 464 páginas

Hay un refrán ruso que dice que es todavía más difícil predecir el pasado que el futuro. La nostalgia se basa en esta dificultad de predicción. De hecho los nostálgicos de todo el mundo tendrían muchas dificultades para expresar qué es lo que añoran exactamente –otro lugar, otra época u otra vida mejor–. El seductor objeto de la nostalgia es muy escurridizo. Este sentimiento ambivalente se puede detectar en la cultura popular del siglo xx, un siglo en el que los avances tecnológicos y los efectos especiales se emplean a menudo con el fin de recrear imágenes del pasado, desde el hundimiento del Titanic a los gladiadores que mueren en la arena, pasando por los dinosaurios extinguidos.En cierto modo, se puede decir que el progreso no solo no ha curado la enfermedad de la nostalgia, sino que ha hecho que se agrave. Del mismo modo que la globalización ha servido para reforzar el afecto por lo local. El contrapunto de la fascinación que sentimos por el ciberespacio y por la aldea global virtual es una epidemia de nostalgia no menos global, el anhelo afectivo de una comunidad con memoria colectiva, de la continuidad en un mundo fragmentado. Inevitablemente, la nostalgia reaparece como mecanismo de defensa en una época de aceleración del ritmo de vida y de agitación histórica.

Ángeles fósiles

Alan Moore

La Felguera, 168 páginas

Ángeles fósiles es una brillante síntesis de muchas de las ideas del aclamado Alan Moore, uno de los mejores escritores de novela gráfica de todos los tiempos y autor de obras maestras como From Hell, Promethea, V de Vendetta o Watchmen.Probablemente estemos ante el mejor y más sorprendente de sus ensayos. Ángeles fósiles, escrito haciendo gala de una honestidad brutal, es un manifiesto en defensa del arte y la magia, una llamada a las armas donde se dan cita todas sus obsesiones y todos sus héroes: Aleister Crowley y la sociedad secreta ocultista de la Aurora Dorada, el mítico mago John Dee, William Blake y la fuerza catártica de las bandas de rock psicodélico. Alan Moore, con su prodigiosa erudición, hace que nos planteemos preguntas, resolvamos encrucijadas y tomemos partido. Nos incita a unirnos a su oscura tropa.

A propósito de Godard

Harun Farocki

Caja Negra, 320 páginas

Definido por sus autores como un “libro sobre parejas”, A propósito de Godard no se parece a ningún otro volumen jamás publicado sobre la obra del cineasta más prominente de la modernidad. Con un espíritu desafiantemente original que rehúye de los territorios recurrentes de la biografía o del ensayo crítico, Harun Farocki y Kaja Silverman abordan la filmografía de Jean-Luc Godard mediante la estructura de una gran conversación en la que analizan a fondo ocho de sus films más emblemáticos, de Vivir su vida a Nouvelle vague. De esta manera, cada capítulo se ocupa de una película, y cada película es desglosada secuencia por secuencia, plano por plano, hasta llegar a una reflexión precisa y lógica del film respaldada por su misma deconstrucción formal.

Por momentos un diálogo socrático en la oscuridad de la sala cinematográfica y por momentos una desgrabación de la clase magistral a dos voces, la conversación entre Silverman y Farocki articula el background académico feminista de la primera con la agudeza cinéfila del artista de vanguardia del segundo para componer una apreciación rigurosa pero intuitiva que funciona como un verdadero laboratorio de experimentación interpretativa. ¿Es este un libro de cine teórico o práctico? ¿Se trata de un texto marxista, psicoanalítico o semiótico? ¿Cuánto hay de cierto en que estas conversaciones deberían ser leídas, según han dicho por ahí, como cartas de amor? ¿Vale la pena saber, en este sentido, que los autores eran pareja durante la escritura de estos diálogos? La pregunta más importante planteada por Farocki y Silverman, no obstante, es mucho más sencilla: ¿por qué volver al cine de Godard después de tanto tiempo y con tanto lujo de detalles? Sostenida a lo largo de las páginas de este libro, la respuesta emerge una y otra vez como la convicción de que en todo cuestionamiento del arte pasado yace el camino hacia nuevos y luminosos interrogantes.

Iconología

W.J.T. Mitchell

Capital Intelectual, 288 páginas

Este es un libro sobre las cosas que la gente dice sobre las imágenes, un libro sobre el modo en que hablamos de la idea de imagen y de nociones emparentadas como figuración, percepción, comparación e imitación. Su objetivo es mostrar cómo la noción de imagen funciona como una correa de transmisión que conecta las teorías del arte, del lenguaje y de la mente con las concepciones del valor social, cultural y político.

Se trata de pensar la imagen en la totalidad de la esfera social, pero también en lo que implica su impacto en toda disciplina, de la literatura a las ciencias, y en toda política, en la construcción de la imagen de los políticos y en sus discursos, desde la “fabricación de una cierta imagen” hasta el “arte de hacer creíble la realidad de esa imagen”.