Daniel Campusano entrevistado en Artes y letras por su novela No me vayas a soltar 11/12/2017 – Publicado en: Prensa

En un reportaje sobre cuatro novelas sobre temas familiares, fue entrevstado el autor de No me vayas a soltar, Daniel Campusano.

El reportaje en el link: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2017-12-10&dtB=11-12-2017%200:00:00&PaginaId=7&bodyid=6

Y acá el extracto:

“No me vayas a soltar” (Daniel Campusano)

De los cuatro, el libro de Daniel Campusano es el único que aparece en La Pollera. No me vayas a soltar (Premio Pedro de Oña 2016) es su segunda novela, después de La incapacidad (2012). Campusano hace clases en la universidad y trabaja como editor en Penguin Random House. En su nuevo libro narra la historia de un joven profesor de Lenguaje, que llega a trabajar a un colegio de Santiago poniente. Su alumno más brillante y conflictivo proviene de una familia disfuncional. La psicóloga del establecimiento recibe quejas. El protagonista se involucra con ella más allá del terreno profesional. La descripción de las relaciones entre estudiantes y profesores revela un conocimiento de primera mano. Los distintos niveles de lenguaje también. El autor tiene buen oído y un sentido del humor a toda prueba.

“Yo quería escribir una historia alusiva, ambigua, llena de claroscuros”, dice Campusano. “Y para delinear esto me acomodaba la vulnerabilidad, torpeza y violencia de un adolescente. Y sí, como ejercí de profesor en zonas vulnerables, manejo elementos contextuales que me ayudaron en la verosimilitud del telón de fondo: el léxico, los detalles arquitectónicos, el funcionamiento de organizaciones delictivas y sus alcances”.

La versión original de la novela tenía 300 páginas y tres partes, pero el autor finalmente dividió el resultado y terminó haciendo dos novelas autónomas: No me vayas a soltar , y una segunda historia que transcurre en un colegio exclusivo. “En la tercera parte se cruzaban estas dos historias, pero nunca quedé conforme con cómo se vinculaban ambos mundos. El resultado me quedó forzado, falsamente siniestro, una mala imitación de Rey Rosa”, dice.

¿Considera este libro una autoficción o una novela autobiográfica? “No podría responderte con precisión”, contesta. “Antonio, el protagonista, se parece a mí cuando duda, escapa y no resuelve los asuntos sentimentales. Y, bueno, yo también me he encandilado con una mujer a meses de casarse”.