Cart 0
Leer más...

“La realidad en la ilusión” por Jeremías Peralta en Letras en Línea

En una época en donde la Internet, la televisión y la radio son los medios hegemónicos, el circo parece una forma anacrónica de entretenimiento, una que, en nuestro país, se asocia a septiembre y a una curiosa combinación de identidad nacional, precariedad y comicidad. De hecho, dos obras me vienen a la mente con respecto a lo anterior, la primera es la película El gran circo Chamorro (1955) que da cuenta de la miseria de aquél mundo en un tono jocoso, algo que también hace desde la narrativa Alfonso Alcalde con El auriga Tristán Cardenilla (1967), en el cual se celebra la pobreza a través de un circo ya destruido y de artistas que tratan de integrarse al mundo laboral.

Leer más
Leer más...

” Mark Twain vuelve a matarse de la risa hablando de religión” por Leonardo Sanhueza en Las Últimas Noticias

En los últimos años de su vida, Mark Twain terminó de escribir una serie de textos breves sobre las creencias cristianas, relatándolas con tal humor que, sin quitarles ni agregarles nada a las historias bíblicas y a los dogmas religiosos, logra mostrarlas como una de las más absurdas e incomprensibles invenciones del ser humano. Como se puede imaginar, esas páginas no sólo eran muy cómicas, sino también extremadamente provocadoras y potencialmente escandalosas, tanto así que después de la muerte del autor estadounidense, ocurrida en 1910, su familia las mantuvo en secreto durante más de medio siglo, y sólo en 1962 una de sus hijas, Clara Clemens, a los 88 años, accedió finalmente a publicarlas.

Leer más
Leer más...

“Cartas desde la tierra: la ironía y contradicción de la fe” por Felipe Reyes en Radio Universidad de Chile

El 24 de agosto de 1962, el diario norteamericano The New York Times publicó una nota que anunciaba “una serie de inflamables ensayos anti religiosos escritos por Mark Twain en sus últimos años”, y que serían publicados en un libro por primera vez el 21 de septiembre de ese mismo año. La nota señalaba que esos escritos del autor de Tom Sawyer, habían sido cautelosamente retenidos por su hija, Clara Clemens Samossoud, desde 1939 debido al tono “al tono humorístico y de venenoso punto de vista”. Sin embargo, era hora de darlos a conocer a los lectores, ya que “la opinión pública ya se ha vuelto más tolerante”, declaró la hija del escritor, y “Mark Twain pertenece al mundo”, concluyó la mujer de 88 años de edad.

Leer más